Seguridad en el lugar de trabajo

LIUNA respalda nuestro compromiso con la seguridad por medio de capacitaciones, educación y nuestro fondo de seguridad y salud reconocido a nivel nacional.

La seguridad simplemente no se prioriza en los proyectos de construcción sin sindicato.
En Nueva York, por ejemplo, alrededor del 87 % de todos los accidentes mortales en el sector de la construcción se produjeron en lugares de trabajo sin sindicato. ¿En qué otra profesión se aceptaría un promedio de seis muertes por mes en el lugar de trabajo? ¿Podrían imaginar las protestas si cada mes perdiéramos seis docentes o seis enfermeros?

Además de garantizar nuestra seguridad en el trabajo, los reglamentos de seguridad aseguran la igualdad de condiciones frente a los contratistas sin sindicato. Los contratistas sin sindicato ignoran los problemas de seguridad y contratan trabajadores poco cualificados en condiciones inseguras. Ello les permite ofertar proyectos a bajo costo en su intento de superar a los contratistas sindicados que priorizan la seguridad.

Los gobiernos federales, estatales y locales deben esforzarse más por reforzar las normas de seguridad y exigir respuestas a los contratistas irresponsables.

Si elegimos candidatos que apoyan las leyes de construcción sindical y de seguridad en la construcción, podemos proteger nuestros trabajos y, al mismo tiempo, proteger nuestra seguridad.

 

Inversión en infraestructura

En toda nuestra región, lidiamos con infraestructura antigua e insegura todos los días: autopistas insuficientes para la demanda del tráfico, congestión aeroportuaria, rupturas a diario de las tuberías maestras de agua, hospitales de la Administración de Veteranos (VA) en ruinas y una infraestructura energética envejecida.

Las inversiones en infraestructura no solo nos otorgan más tiempo con nuestras familias, ya que mejoran los tiempos de traslado y los servicios públicos, como el agua y la electricidad, sino que también brindan trabajo a los miembros de LIUNA. 

La realidad es que las inversiones en infraestructura son fundamentales como motor de nuestras horas y de nuestra capacidad de alimentar a nuestras familias. Sin ellas, no trabajamos y no cobramos.

Desempeñamos un papel importante en la construcción de infraestructura segura y fiable en el sector del transporte, la energía y el agua.

Transporte

Gracias a las inversiones en la infraestructura de transporte, se mejorarán nuestras carreteras, puentes, túneles y sistemas de transporte público deteriorados.

Energia

Desde la extracción de gas natural al desarrollo de energías renovables, la infraestructura energética de LIUNA permite suministrar energía a nuestros hogares y empresas.

Aqua

Gracias a las inversiones en la infraestructura de agua no solo se proporciona agua potable fundamental para nuestras comunidades, sino que se logra más eficiencia de nuestros sistemas de aguas residuales y aguas continentales.

Si elegimos candidatos que apoyan las inversiones en infraestructura, podemos ponernos a trabajar y reconstruir los Estados Unidos.

Salarios actuales

El gobierno establece un salario mínimo para casi todos los tipos de trabajo. ¿Por qué no podríamos tener un salario mínimo local como trabajadores de la construcción?
Deberíamos tenerlo.

Las leyes salariales actuales (también denominadas Leyes Davis Bacon a nivel federal) establecen un salario mínimo justo, regulado por el gobierno y fijado localmente, que todos los empleadores deben pagar a los trabajadores de la construcción en los proyectos de construcción financiados por contribuyentes. Llevan el nombre del excongresista de Long Island Robert Bacon, que se molestó después de que un contratista de Alabama llevara trabajadores para construir un hospital de la Administración de Veteranos en su distrito en lugar de contratar trabajadores locales.

Antes de que se promulgaran las leyes salariales federales y estatales actuales, los contratos gubernamentales se otorgaban a contratistas que ganaban obras de oferta competitiva engañando a los trabajadores y reduciendo los salarios del sector.

Evidentemente, eso es perjudicial para los trabajadores, pero también para los contribuyentes que terminaban pagándolo, ya que el trabajo no tenía sindicato, era barato, inseguro y no cualificado.

Si elegimos candidatos que apoyan las leyes salariales actuales, ganaremos un salario justo en los proyectos de construcción financiados por contribuyentes.

Acuerdos laborales de proyectos

Los Acuerdos laborales de proyectos (PLA) son una herramienta de negociación que los sindicatos utilizan para regular los términos y condiciones de un proyecto de construcción específico antes de comenzar el trabajo. Los PLA ayudan a proteger a los miembros del sindicato, como nosotros, de cuestiones inesperadas en los contratos, que afectarían nuestros salarios. A los desarrolladores les gustan porque logran que el proyecto sea más predecible. Todos salen ganando. Los PLA se han utilizado en proyectos notables, como la represa Hoover y los de la NASA en Cabo Cañaveral.

Los Acuerdos laborales de proyectos también permiten reducir las confusiones entre los profesionales que colaboran en un proyecto. Los PLA permiten garantizar que todos cumplan una serie de normas acordadas en el trabajo mientras dure el proyecto, todo antes de que este comience.

Si elegimos candidatos que apoyan y comprenden los acuerdos laborales de proyectos, podemos ayudar a completar proyectos complejos a tiempo sin exceder el presupuesto y, al mismo tiempo, ganar un buen salario sindical.

Programas de aprendizaje registrados (RAP)

LIUNA invierte millones para garantizar que todos nosotros, desde los aprendices de primer año hasta los obreros especializados de 30 años, tengan las habilidades necesarias para desarrollar una carrera de calidad en el sector de la construcción. Esta moderna capacitación sobre la construcción es gratis para todos los miembros. ¡Gratis! Además, estos programas garantizan que tengamos condiciones laborales seguras, incluso antes de que nos contraten.

Sin embargo, están surgiendo programas de aprendizaje desfavorables que permiten a los contratistas sin sindicato aprovecharse de la escala salarial de los aprendices.

Programas de aprendizaje de LIUNA

• Ofrece capacitación moderna.
• Es gratis para los miembros.
• Permite crear una carrera en el sector de la construcción.
• Permite construir un camino hacia la clase media.

Programas de aprendizaje no sindicados

  • No están regulados y son peligrosos.
  • Permiten a los contratistas aprovecharse de los aprendices peor pagados.
  • Benefician al contratista, no al trabajador.

A nivel federal, se manifiesta una tendencia reciente a promover los Programas de Aprendizaje Reconocidos en la Industria (IRAP). Los IRAP abrirían las puertas a los trabajadores no cualificados, lo que puede disminuir nuestros salarios, nuestros beneficios y la seguridad de nuestros empleos.

Si elegimos candidatos que rechazan los programas de aprendizaje falsos y, en cambio, apoyan los programas de aprendizaje de LIUNA, podemos proteger sus salarios, beneficios y seguridad en el trabajo.

Atención médica

Por medio de los planes de salud y bienestar de múltiples empleadores de LIUNA, se ha proporcionado cobertura asequible, accesible y de buena calidad a los miembros durante generaciones.

¿Sabían que el 82 % de los trabajadores de la construcción sindicados tienen seguro médico en comparación con solo el 46 % de los trabajadores de la construcción sin sindicato?

Mientras negociar la atención médica se vuelve cada vez más costoso, LIUNA sabe cuán importante es para nosotros y nos respalda. Nuestro sindicato considera que la atención médica es un derecho humano fundamental para todos los estadounidenses. Nuestros dirigentes deberían pensar de la misma manera.

Si elegimos candidatos que apoyan a los sindicatos, podemos conservar nuestros planes sindicales de atención médica de buena calidad.

Seguridad de la jubilación

Nuestros planes de pensiones del sindicato nos permiten jubilarnos con dignidad después de una carrera de ardua labor.

Hace tiempo que los planes de seguro social y de pensiones constituyen la base de una jubilación segura para generaciones de estadounidenses. Con el cambio reciente de estos programas a los ahorros para la jubilación y ahorros personales en los que los trabajadores tienen que valerse por sí mismos, los trabajadores sindicados afrontan dificultades para conservar sus planes de pensiones con beneficios definidos. Necesitamos aliados en nuestra lucha.

Si elegimos candidatos que apoyan a los sindicatos, podemos conservar nuestros planes sindicales de jubilación y jubilarnos con dignidad.

USE THE POWER.

 

Election Center           Resource Center